Dame una mano banner

Este año nuestra campaña tendrá un doble objetivo, apoyar a la comunidad de Salta Capital, brindando ayuda al Comedor “Padre Salustiano Miguelez” y colaborar con El Taller Escuela María Asunción Guglielmi ubicado en José León Suarez (Conurbano Bonaerense). Ambas poblaciones están en situación de vulnerabilidad social y necesitan apoyo para seguir mejorando su calidad de vida.

Proyecto del Comedor “Padre Salustiano Miguelez”

Problemáticas y Ámbito Geográfico

El Comedor “Padre Salustiano Miguelez” se ubica en el sudeste de la ciudad de Salta, en la calle Florida Nº 1548 de Villa San Antonio. La realidad social del barrio es ambigua. Podemos ver una vecindad compuesta de familias de muchos años viviendo allí, que trabajan de forma honrada, que hacen lo posible por brindarle a sus hijos y nietos un futuro mejor; pero también existe una proporción cada vez más cuantiosa de familias que presas del desempleo, necesitan de ayuda para poder subsistir. Es un barrio que además de presentar distintas problemáticas socioeconómicas, está asediado por el narcotráfico, lo cual afecta significativamente a la población. Es una preocupación real el aumento de jóvenes y niños que caen en las adicciones, que se encuentran sin ocupaciones que les permita romper ese círculo vicioso, y sin sostén emocional y psicológico que los ayude. A su vez, muchos de ellos no cuentan con padres que puedan cubrir sus necesidades, sea un plato de comida o cariño, conviviendo con situaciones de maltrato psicológico o físico. Es una población carente de formación integral, contemplando no solo las herramientas cognitivas, sino las físicas, para que puedan desarrollarse prósperamente y ser jóvenes de bien.

Actualmente concurren alrededor de 70 personas, de diversas edades, madres, abuelos, y niños pequeños de 2 a 15 años. Y últimamente, familias enteras se acercan al comedor a buscar un plato de comida, y a retirar vestimenta y otros víveres. Son familias, que viven en condiciones habitacionales precarias, con bajo nivel de estudios alcanzados (ya sea en oficios o en educación formal), por lo cual no cuentan con oportunidades laborales y obtienen bajos ingresos. En lo que respecta a los niños, presentan mal nutrición y bajo rendimiento escolar.

En el comedor (que funciona de lunes a viernes) se intenta que los niños encuentren un momento de recreación, de disfrute, que no pierdan la alegría de ser justamente eso, niños. Una vez al mes, los días sábados, se festejan los cumpleaños, se realizan juegos y se brinda el almuerzo. Actualmente en las instalaciones también se están brindando clases de boxeo, y a ellas concurren cada vez más jóvenes, predispuestos a aprender no solo una actividad deportiva, sino prestos a adquirir valores de trabajo en equipo, de solidaridad, y a su vez, porque no, de encontrar una vocación en ello.

Objetivo del proyecto

Debido a la realidad social actual, que cada día se torna más adversa, el Comedor, decidió contribuir a mejorar la calidad de vida de los niños, jóvenes y adultos que asisten al comedor desde distintos enfoques: Por un lado, impulsando la generación de trabajo, que se logrará con la participación de las madres y padres en Talleres de Panadería, pastelería y cocina, que contribuirán a generar ingresos mediante la venta de productos alimenticios, logrando un autofinanciamiento, para avanzar a la segunda parte del proyecto, que es llevar a cabo las siguientes actividades:

  1. Apoyo escolar,
  2. Actividades recreativas y de contención
  3. Cursos y talleres de capacitación
  4. Capacitación sobre el cuidado y la higiene personal

Para poder brindar esos talleres y lograr un proyecto autosustentable, se utilizará lo recaudado en la campaña para obtener utensilios de cocina, maquinarias y se destinará una parte de los fondos para comprar elementos para realizar los cursos, talleres y actividades educativas y recreativas de los niños.

 

Proyecto del Taller Escuela “María Asunción Guglielmi”

Problemáticas y Ámbito Geográfico

El Taller Escuela María Asunción Guglielmi (T.E.M.A.G.) es un bachillerato de adultos de 3 años. Todos los estudiantes son mayores de 16 años cuando comienzan el primero de los 3 años de formación de la escuela. Siendo el único bachillerato para adultos diurno de la zona, la mayoría de los alumnos ronda entre los 16 y los 20 años, por lo que se trata de adolescentes. Ahora bien, el 100% de los alumnos repitieron reiteradas veces o abandonaron la escuela por distintos motivos que van desde cuestiones económicas, sociales, familiares hasta judiciales.

El 90% de los alumnos del Taller Escuela, provienen de José León Suarez, una localidad del Partido de San Martín, en la Provincia de Buenos Aires, que según el Ministerio de Educación, presenta la mayor cantidad de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas, mayor nivel de desocupación, mayor nivel de hacinamiento, un bajo nivel de instrucción (educación básica incompleta), una baja cobertura de salud, y es la que tiene mayor porcentaje de población joven (entre 0 y 13 años). Todos los alumnos están atravesados por una situación socioeconómica desfavorable. A la escuela no solo asisten familias bajo la línea de la pobreza sino que incluso bajo la línea de la indigencia. El 16% de las alumnas y alumnos son madres y padres de familia, el 100% de ellos tuvieron a sus hijos en su adolescencia. El 80% de los alumnos busca trabajar, aunque solo el 10% tiene trabajo actualmente y es un trabajo mal remunerado e informal. Son familias numerosas que habitan en viviendas precarias que no cuentan con las medidas de higiene necesarias.

La escuela comenzó en el año 2011 con una importante articulación con el mundo del trabajo y con un acompañamiento personalizado de la trayectoria escolar y de la vida de cada alumno. De esta forma se logró que 9 de cada 10 egresados de la escuela pudieran conseguir un trabajo formal en una empresa. Asimismo, no solo muchos egresados fueron los primeros en su familia en terminar el secundario sino que incluso algunos fueron los primeros en comenzar estudios superiores.

En la actualidad el Taller Escuela está pasando por un momento muy difícil ya que su principal fuente de financiamiento que era una Fundación perteneciente a una empresa, no puede continuar financiándola, con lo que está el desafío de solventar los costos que implica el funcionamiento de la institución, hace que toda la comunidad educativa esté comprometida, para que los 40 alumnos puedan continuar estudiando y mejorando su calidad de vida.

Objetivo del proyecto

Por las causas aquí detalladas, los fondos que se generen a través de la campaña se utilizarán para poder sobrellevar este año de crisis de la mejor forma posible. Mientras estamos se avanza en un proyecto institucional que permitirá darle continuidad y crecimiento al proyecto en el mediano y en el largo plazo, necesitamos poder contar con recursos en el corto plazo para poder sostener la educación de los alumnos que están asistiendo a la escuela.

Los recursos serán utilizados para obtener alimentos y los útiles de los estudiantes, para los elementos de higiene, para las refacciones y para los materiales para los talleres de la escuela.

Son 40 las familias que esperan que los estudiantes puedan salir adelante y que encuentran en la escuela un proyecto que les abre las puertas y les da herramientas para ello.


Nos Apoyan